El nuevo Plan anticontaminación de la Generalitat será una vez más, más ¨humo¨. Ni responde al grave problema de salud pública ni avanza soluciones ante el urgente reto de la crisis energética.

  • Ecologistas en Acción de Cataluña denuncia un plan que apuesta por medidas sensibilizadoras (aunque éstas puedan ser positivas)- como ha afirmado el propio secretario de Medio ambiente y Sostenibilidad, el Sr. Josep Enric Llebot – sin abordar los principales problemas de la movilidad insostenible en nuestro país.
  • Uno de los objetivos del nuevo plan es pedir una prórroga a la Unión Europea por los incumplimientos de la normativa de la calidad del aire. Para la organización ecologista, la salud no admite moratorias y la falta de credibilidad del plan comportará importantes sanciones europeas.

El pasado 29 de junio, Ecologistas en Acción de Cataluña junto con organizaciones vecinales y sociales presentó una denuncia a la Fiscalía de Medio ambiente contra el Gobierno de la Generalitat por la contaminación atmosférica a la Región Metropolitana de Barcelona. La denuncia se fundamenta en el incumplimiento generalizado de la normativa europea de calidad del aire y su transposición a nivel de Estado español. Los niveles registrados de dióxido de nitrógeno (NO2) y de partículas en suspensión inferior a 10 micras (PM10) del área Metropolitana de Barcelona superan los valores máximos permitidos por la Unión Europea.

Tan graves son las cifras, que la Comisión Europea abrió el 2009 un procedimiento de infracción contra el Estado español por el incumplimiento de la legislación europea. El Tribunal de Justicia Europeo dictaminará al respeto y puede derivar en una sanción millonaria. El gobierno catalán ha tenido 10 años para adaptarse a los límites legales que le exigía la legislación actual, en vigor desde principios de la década pasada; no lo ha hecho durante todo este tiempo y con este plan espera conseguir una nueva prórroga.

La situación es muy grave, no se trata de episodios derivados de la climatología anticiclónica, que por otro lado es habitual en nuestro país. Se trata de un problema crónico y que en creciente agravación, que afecta al 64% de la población catalana (según datos de la Dirección general de Calidad Ambiental de la Generalitat de Cataluña). Entidades sanitarias y de investigación han expuesto las evidencias científicas sobre la relación entre la mala calidad del aire y las enfermedades respiratorias (asma, infecciones y alergias) y cardiovasculares, y vienen alertando del aumento de muertos directamente relacionados con la contaminación atmosférica.

Según un estudio del Centro de Investigación en Epidemiología Ambiental, sólo en Barcelona 3.500 muertos anuales se podrían evitar reduciendo la media anual de concentración de partículas sólidas en suspensión en 20 microgramos por m3, como recomienda la Organización Mundial de la Salud. Estas cifras son escandalosas, si comparamos con el número de muertos por accidentes de tráfico en Cataluña que en el 2009 fue de 269 muertos. La región Metropolitana de Barcelona es una de las de Europa con una peor calidad del aire. Este mismo estudio señala que Barcelona es una de las ciudades de Europa con más densidad de vehículos por km² (6.100 vehículos privados por kilómetro cuadrado frente los 1.500 en París o Berlín, tres veces más que Madrid, cinco más que Londres, seis más que Ámsterdam y casi 8 veces más que Oslo).

El nuevo Plan que hoy presentará la Generalitat, sin previa consulta a la sociedad civil, sustituirá al anterior 2007-2009, que fue prorrogado durante el año 2010 mediante el Decreto 203/2009, dado que no se ejecutaron todas las medidas y la evaluación preliminar de la calidad del aire indicó que no se lograrían los objetivos establecidos por la Unión Europea.

Ecologistas en Acción, a la espera de conocer el detalle de las medidas anunciadas con el nuevo Plan, critica la ausencia de las principales exigencias de un plan que pretenda abordar con rigor la movilidad sostenible en Cataluña: la promoción del transporte público, la mejora de los trenes de cercanías y regionales, el transporte de mercancías en tren, la reducción del 50% del tráfico de vehículos a la Región Metropolitana de Barcelona y la puesta en marcha de transporte público a todas las comarcas catalanas.

Estas medidas son prioritarias y urgentes también para un plan de transición de nuestro modelo energético altamente dependiente de los combustibles fósiles provenientes del exterior y en proceso de agotamiento así como de la demostrada caduca y peligrosa energía nuclear. Transición que se impondrá de forma altamente traumática para las sociedades que no están preparándose en este nuevo contexto. Y por último, como muy bien conoce en profundidad el Sr. Llebot, se trata de medidas inevitables para hacer frente al cambio climático.

Likes(0)Dislikes(0)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Información básica sobre protección de datos
Responsable Víctor Montes +info...
Finalidad Gestionar y moderar tus comentarios. +info...
Legitimación Consentimiento del interesado. +info...
Destinatarios Automattic Inc., EEUU para filtrar el spam. +info...
Derechos Acceder, rectificar y suprimir los datos, así como otros derechos. +info...
Información adicional Puedes consultar la información adicional y detallada sobre protección de datos en nuestra página de política de privacidad.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.