Conclusiones VII Foro por un mundo rural vivo

“Agriculturas y pueblos para alimentar al mundo y enfriar el planeta”

Del 8 al 10 de octubre se ha desarrollado en Cortes de la Frontera (Málaga) el VII Foro por un mundo rual vivo organizado por Plataforma Rural, en la que participa Ecologistas en Acción, y con el apoyo de la Universidad Rural Paulo Freire Serranía de Ronda, el Ayuntamiento de Cortes de la Frontera, el I.E.S. Pérez Serrano y el CIJ Iruá. Un total de 245 participantes pertenecientes a distintas organizaciones sociales del medio rural español han debatido sobre politicas globales y locales que afectan a este ámbito bajo el lema: “Agriculturas y pueblos para alimentar al mundo y enfriar el Planeta”.
Se pretende llamar la atención sobre la importancia de poner en prácticas políticas de desarrollo rural que estén basadas en la agroecología y la agricultura familiar como claros exponentes de prácticas agrarias que reducen la emisión de CO2 a la atmósfera, frente al modelo agroindustral de alto perjuicio para el planeta.
En otras cuestiones que se han abordado se ha insistido en la necesidad de: Un cambio de las Políticas Agrarias Comunitarias (PAC) que están basadas en un sistema agroalimentario globalizado, con vinculaciones a un comercio viciado hacia la gran distribución, el acaparamiento de tierras y un gran volumen de emisiones de CO2 a la atmósfera. Un medio rural dedicado a la producción de alimentos y la gestión ecológica de los recursos naturales y del territorio, requiere de un cambio en los modelos productivos y en las políticas públicas que privilegian un sistema agroalimentario globalizado insostenible, que especula con la tierra y con los alimentos: con el derecho a la soberanía alimentaria, es decir a producir y a consumir alimentos sanos de manera justa. En este sentido, entre otras cosas, se hace imprescindible la implementación de una legislación específica para la producción y transformación artesanal (caso francés), frente a las normativas higiénico-sanitarias que potencian procesos homogéneos y estandarizados por la industria agroalimentaria y la gran distribución organizada según sus criterios de inocuidad y seguridad alimentaria. Un cambio en las políticas públicas basadas en el desmantelamiento y la privatización de los servicios públicos. Las bases para mantener un mundo rural vivo pasa por denunciar como éstas profundizan los problemas demográficos y sociales del medio rural, afectando especialmente a las mujeres rurales que se ven sobrecargadas al tener que cubrir los déficits de servicios sociales. De hecho, la perspectiva de género se considera como un enfoque imprescindible para mejorar la calidad de vida de las propias mujeres y para la salud democrática de la sociedad: la participación y la horizontalidad ha de estar incluida en cualquier propuesta de cambio social. Una puesta en valor de la identidad y la cultura rural como un espacio privilegiado para promocionar unas referencias éticas que apuesten por otro modelo de sociedad local y global, en el que la agricultura, la naturaleza y la alimentación estén íntimamente ligadas en la búsqueda de la sustentabilidad. En este sentido, se considera que la educación es un ámbito imprescindible en el que reivindicar el valor de lo rural, igual que en la imagen que de lo rural se ofrece en los medios de comunicación. Una imagen que debe ser construida desde el propio contexto rural y no por los parámetros del progreso y la modernidad de las ciudades. El objetivo es acabar con el enfrentamiento y la distancia social entre el medio rural y urbano.
La participación y la implicación de los habitantes del medio rural es básica para la construcción de la nueva ruralidad, a lo que han de sumarse los planteamientos de los movimientos sociales urbanos, y de cualesquiera que busque otro modelo de desarrollo rural y global.
Por otro lado, se quiere hacer especial hincapié en denunciar la criminalización y la represión de los movimientos sociales que apuestan por otro modelo de desarrollo rural. Así en Andalucía actualmente la organización Sindicatos de Obreros del Campo (SOC) está siendo objeto de una fuerte campaña contra sus integrantes. Una muestra más de la falta de legitimidad de una democracia que no está al servicio de las personas. En síntesis, las organizaciones, colectivos y personas presentes en este VII Foro de Plataforma Rural, organizadas territorialmente se han comprometido a llevar a cabo diferentes acciones sobre cada uno de los ámbitos temáticos que se han discutido y analizado durantes estos tres días. La revalorización de la identidad rural y la defensa del territorio, la apuesta por modelos de agriculturas campesinas con biodiversidad, los canales cortos de comercialización, por el no desmantelamiento de los servicios públicos, contra la criminalización y represión de los movimientos sindicales agrarios, la lucha por una normativa apropiada para un modelo de desarrollo rural agrario y social que apuesta por unas agriculturas con agricultores y agricultoras, por la soberanía alimentaria. Ecologistas en Acción
Likes(0)Dislikes(0)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Información básica sobre protección de datos
Responsable Víctor Montes +info...
Finalidad Gestionar y moderar tus comentarios. +info...
Legitimación Consentimiento del interesado. +info...
Destinatarios Automattic Inc., EEUU para filtrar el spam. +info...
Derechos Acceder, rectificar y suprimir los datos, así como otros derechos. +info...
Información adicional Puedes consultar la información adicional y detallada sobre protección de datos en nuestra página de política de privacidad.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.